Minería de datos

Minería de datos

Minería de datos: decisiones que enriquecen

La minería de datos ofrece un salto cualitativo para cualquier empresa que busque incrementar su conocimiento y competitividad en la toma de decisiones de una manera más rápida y certera.

Una empresa es competitiva cuando cuenta con las herramientas que le ofrecen una ventaja frente a sus competidores. El gran volumen de datos que se genera a diario se convierte en una mina de oro que al ser explotada permite descubrir información de valor para avanzar en un entorno socio económico dinámico. La minería de datos es esencial para prosperar tanto en el mundo de los negocios como en otros ámbitos.

A decir de Ricardo Galicia, Sales Manager Data Center Group de Lenovo México, la minería de datos es el proceso de extraer a partir de una cantidad muy importante de información, generalmente bases de datos, patrones, tendencias o normas que permita explicar el comportamiento de clientes, patrones de consumo o comprender mejor lo que sucede en el mercado.

Recordemos que con la creación de las bases de datos empezaría el concepto de utilizar datos estructurados para poder tener resultados en diversas áreas. Años después llegaría el proceso de hurgar en los datos para descubrir conexiones ocultas y predecir tendencias futuras. “Conocido algunas veces como ‘descubrimiento de conocimientos en bases de datos’, el término ‘minería de datos’ no se acuñó sino hasta la década de 1990”.

La base de la minería de datos comprende tres disciplinas científicas entrelazadas: estadística (el estudio numérico de relaciones de datos), inteligencia artificial (inteligencia similar a la humana exhibida por software y/o máquinas) y “machine learning” (algoritmos que pueden aprender de datos para hacer predicciones).

Gracias a la minería de datos, una institución financiera puede determinar, al momento de que una tarjeta de crédito es deslizada en una terminal, si el patrón de consumo de su cliente cuadra con la compra que se está efectuando, a nivel de producto, monto o ubicación geográfica, y en ese mismo segundo ser aprobada o rechazada. Un ejemplo de la evolución de esta tecnología.

Una oportunidad invaluable

La minería de datos representa una gran oportunidad de negocio para las empresas y las compañías dedicadas al TI, las cuales puede aprovechar su máximo potencial tanto de manera interna, así como trasladar sus beneficios a proyectos de sus clientes, otorgando mayor valor a la empresa y manteniendo su competitividad.

El gran reto que tienen todas las empresas, es no darse cuenta de que hay una gran cantidad de valor metida en esa información, y sobre todo en la capacidad de llegar, explotarla, refinarla y potencializarla como un activo de valor.

Tener conocimiento amplio de cómo extraer información de la información es algo que vale mucho dinero, pues este conocimiento ayuda a las empresas a ser más rentables, ya sea vendiendo más, aumentando sus márgenes o buscando ahorros, por lo tanto, los márgenes a los que se venden no son tan cuestionados y son más rentables.

La minería de datos es una necesidad prácticamente de todas las organizaciones, en la medida que las empresas de TI puedan integrar las tecnologías necesarias y acompañar a sus clientes en el camino de obtener valor, no solo podrán incrementar el volumen de sus ventas sino generar una mayor lealtad ya que pueden pasar de una relación cliente–proveedor a una relación de socios de negocios; es ahí donde existe el mayor beneficio.

Hay que destacar la importancia de conocer las necesidades y negocio de sus clientes, «si uno logra descifrar lo que en realidad es importante para ellos será mucho más fácil elegir los productos correctos para que el proyecto tenga éxito, tanto a nivel de hardware como de software y los servicios asociados. Esto tiene mucho que ver con permitir que el cliente hable mucho más que nosotros, si nosotros dedicamos más tiempo a escuchar a nuestros clientes podremos generar empatía hacia sus retos, dolores y preocupaciones.

“De esta manera, será mucho más sencillo definir los objetivos de qué información debemos extraer, cómo podemos convertirla en datos utilizables, cuál es la forma más eficiente de analizarla y finalmente descifrar patrones, tendencias o normas que les permitan a ellos atender mucho mejor a sus clientes, siempre deben estar al centro de la promesa de marca”.

 


Imprimir   Correo electrónico

Related Articles